donde-esta-antena-moviles

Durante mucho tiempo fue un gesto clásico. Antes de descolgar el móvil, lo que se hacía era sacar la antena. Un movimiento de unos tres segundos, reservados en muchos casos al mundo yuppie que podía gastar casi 4.000 dólares en terminales como el Motorola DynaTAC, el primer móvil de la historia. La antena se convirtió en un elemento característico de los teléfonos móviles, el típico aspecto que siempre destacaban en un pictograma.

americanpsychophone

Pero la mítica antena extensible desapareció para dejar paso a móviles con un diseño fino y ligero en los que ningún componente asomaba más de lo necesario. Pero, pese a que ya no es tan aparatosa, la antena de los móviles nunca se ha ido del todo, y sigue estando presente incluso en los móviles más TOP del mercado. La única diferencia es que ahora no se ve.

Ocultando la antena en los móviles, el reto de los diseñadores

iphone-6s-plus-apple-750x403

Que no viéramos la antena en los móviles que han sido al mercado en la última década no quiere decir que estuviera ahí: la antena ha estado siempre en la propia carcasa. De ahí que diseñar de una forma errónea las líneas de un teléfono podría provocar en famosos casos como el Antennagate de Apple, el cual resultaba en que, al coger el dispositivo en una determinada posición, estábamos limitando la conectividad de la antena.

Ahí, empresas como Apple tuvieron que moverse en una nueva dirección y, como veis en la anterior imagen, la antena si bien no sobresale, sí que es visible -la franja gris- (otra similar en la parte inferior). De ahí, que las bandas de las antenas se fueran moviendo simultáneamente hacia los extremos superior e inferior (para evitar taparlas según cojamos el dispositivo).

Empresas como Huawei apuestan fuertemente por la conectividad para evitar problemas como el que hemos mencionado que tuvo Apple, y apuestan fuertemente por el diseño de sus antenas, consiguiendo su antena triple virtual.

La antena, al servicio del diseño

Mars-1-e1472911448700

No todo es cobertura. El diseño también tiene mucho que decir y, en este aspecto, parece requerir ir un paso más allá y no mostrar las partes traseras de los dispositivos móviles como si no fueran una carcasa unibody, por lo que algunos modelos ya empiezan a incluir la antena en los contornos para ocultarlas todavía más de cara al usuario. Lo que estáis viendo en la imagen es el Vernee Mars, un móvil de origen chino que presume de incorporar la antena en los laterales.

Hay otros modelos, como el Nexus 6P, que reinventan el aspecto final del dispositivo para disimular la antena de una forma todavía más peculiar. ¿Os imagináis dónde está? Efectivamente, en la franja negra que recorre la parte superior de la carcasa trasera (donde también encontramos la cámara principal).

nexus-6p-oro-750x478

Esté donde esté, la antena seguirá ahí. Más o menos visible, con mejor o peor conectividad, pero siempre estará ahí. La pregunta es: ¿hacia dónde preferirías que fuera la tendencia en el diseño de antenas? ¿Te molesta la franja correspondiente a la antena que muchos móviles incorporan en la carcasa?

 

Anuncios